[Enesasestamos]

Intento caminar mucho. Un paso detrás de otro. Cerca del mar o en la ladera de una montaña. Buscando el sol y viviendo mi soledad. A veces cruzarme con gente en pareja hace que se me salten las lágrimas y sienta vergüenza de mi situación. Alguien me dijo que no acabaría sola la vida y, sin embargo, se me come el escepticismo. Sumo algunos fracasos ya… Camino, despacio, paso a paso, porque de pronto lo lógico, lo predecible, lo improvisado y feliz se ha venido abajo. Se impone la reflexión profunda, en dos direcciones. Existen normas nuevas. Hay retrocesos perceptibles que es imposible saber cómo van a terminar. Es tiempo de incertidumbres, ahora que el invierno me ha congelado por dentro y al menos han cesado las lágrimas. He detenido los impulsos y retengo las ganas. Es cierto que la ansiedad ha disminuido desde que has vuelto pero sabemos que eso no es garantía de nada. Podría servirnos para volver a sentirnos fuertes, independientes, con autonomía y determinación. Por eso trabajamos en lo necesario, por lo que ha de venir, por si en algún momento se impone cualquier cosa que vuelve a abrir el paso a las lágrimas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s