[Sentimientos]

Me he cambiado los pendientes y el bolso. No puedo usar la tablet pequeña. Quemaría todo mi armario y visto como antes, de negro. Por fuera y por dentro. En cuerpo y alma. Recorro la ciudad y sus calles pequeñas pero me cruzo con conocidos que me ven los ojos y saben que he llorado. Escapo de mi misma pero sin éxito. Me da miedo subir al coche y ver que el paraguas negro sigue a medio abrir, en el mismo sitio de cuando estuviste tú. No bebo vino y tampoco necesito comer. Ni se me ocurre poner la radio porque todas las canciones son tú. Pienso a corto. Hoy. Quizá mañana. Venzo crisis de ansiedad en toda regla pero dudo en entrar por mi propio pie para que me ayude alguien con una bata blanca; y me desplomo en brazos de extrañas. No quiero gente, ni hablar, ni estar sola. La mente en ebullición no me deja desconectar, dormir, avanzar, confirmar, vivir, olvidar. Tiraría mi teléfono al río, para aislarme, consciente de que no va a traerme las únicas noticias que necesito, en forma de letra, en forma de palabra. No soy capaz de pensar en que puede haber un mañana o un fin de semana o las vacaciones. No quiero moverme ni salir de casa. No sé qué va a ser de mi. Tengo frío y a veces todavía se me escapa un hipo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s