hay más cosas además de alejarnos de lo que nos hace daño

Todos huimos. Hasta las ratas huyen. La vida va de eso. Incluso la muerte. No estoy de acuerdo con Juan Tallón aquí. A pesar de que haya desarollado esta idea con argumentos, ejemplos y razonamientos impecables. Porque no se puede llamar huida a cualquier decisión que implique un cambió, un avance, una evolución o un movimiento hacia alguna otra parte. Supongo que a veces serán huidas. Y otras no. O para algunos serán huidas. Y para otros no. Sólo lo supongo. Prefiero pensar que vivimos las vida aplicando un criterio algo más estratégico que la pura táctica de huir… Al menos estoy convencida de que así lo hago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s