un bel di vedremo

Ya estoy en el tren. Como era de esperar, va lleno. Doy gracias porque pude encontrar asiento A para ir sola. Y suena madame butterfly como música de ambiente. Por eso también doy gracias. Puccini me relaja aunque madame butterfly me entristece un poco.
Cuando vi esta ópera, hace varios años ya, recuerdo mi postura crítica hacia la protagonista por su falta de pragmatismo. Me enfada ver cómo alguien se entrega voluntariamente a una persona que no le corresponde y en consecuencia se vuelve desgraciado. Siempre he pensado que hay que luchar y quererse a uno mismo para superar estas situaciones.
Ahora no critico tanto a madame butterfly. Creo que no siempre se puede luchar contra determinados sentimientos o decisiones, y a veces sólo queda actuar en consecuencia. Creo que depende de cada persona y de los muchos factores de cada situación. Creo que todo es relativo.
Ahora no critico a madame butterfly pero me sigue dando la misma pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s