[Dentrodeuntren]

Dentro de los trenes suceden muchas cosas y hace ya muchos años y muchos kilómetros. Primero fueron las rutas a Alicante. Luego Madrid y ahora alguna otra incursión menor, como Córdoba o Logroño. Esto es lo que alcanza a recordar mi memoria porque no llevaba la cuenta, como ahora hago, de fechas, lugares y distancias. Pero está claro que el ganador absoluto es Madrid, por dos motivos claros y distintos, que intento compaginar como puedo, sin perder de vista que el objetivo fundamental es encontrar el equilibrio. Para no perder ni el juicio ni la razón, porque todas nuestras decisiones tienen un precio y algo cuestan, a pesar de hacer las cosas con iluión y con ganas. En los trenes he discutido, he mantenido conferencias telefónicas internacionales que se cortaban, desesperándonos. He llorado la muerte de una amiga de la infancia a la que a veces echo de menos y he pasado nervios por las reuniones que me moviían de lugar. Además, he dicho te quieros y he extrañado presencias a las que hubiera querido acostumbrarme. Y también he sentido la impaciencia, maldiciendo que los 300 kilómetros a la hora en los que nos desplazamos sean demasiado lentos a veces, cuando te ilusiona tanto llegar… Los prefiero a volar: están más cerca y el trayecto en taxi no es tan largo y, además, salen puntuales y que yo sepa nunca se cancelan, como sucede con los aviones. Malas experiencias en el aire, últimamente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s